lunes, 12 de mayo de 2008

Tú sigue andando,

cuando no sepas si es mejor nadar que volar.
Da igual si son paredes, ventanas, puertas, suelos o cielos.