jueves, 15 de mayo de 2008

Tienes...

Tienes abanicos de azabache
para unas pupilas que incendian la vida.
Porque nacieron como la hiedra
para extenderse como lava de fuego
entre la rosa y la espina
entre el mar y la tiniebla
entre el paréntesis que cabe
entre un alfa y un omega.

Tienes, niño, abanicos de azabache
que son como plantas carnívoras:
tan dulces como mortales.


Para Lorenzo Ortega,
dueño de dos ojos pícaros y amigos.