sábado, 10 de mayo de 2008

IV Plumier de Versos

Quisieron la casualidad y las palabras que hubiera un sitio para mis letras en este Plumier de Versos.

Agradezco a todos/as vuestro cariño, vuestros abrazos y vuestros aplausos. Es verdad que este premio ayuda a no saberse tan sola en el alfabeto; a entender que tus vocales son las de otros que se miran en ellas y se hacen cómplices de mensajes que crecen en otros itinerarios.

Muchas gracias por acompañarme esta tarde.

Os dejo un poema que va incluido en el poemario y que saldrá publicado en el otoño:

Ausencia y memoria


Le he pedido esta noche a la memoria
que duerma sola. Me ha mirado perezosa y con
ironía, se ha despedido con un “hasta luego”.
Antes de irse, ha serpenteado juguetona
sobre las sábanas de la cama para colarse,
de un salto, en el cajón de un mueble cercano,
que estaba medio abierto. Estoy tranquila
porque la veo buceando entre fotos, carnés,
algunas notas viejas, lápices sin punta
y un reloj sin segundero.

Ahora, sin memoria,
no sé cómo llamarte,
ni sé como desearte.
Y sin memoria, necesito que vengas
para que me acaricies el pelo,
para besarme en la espalda,
para leerme un poema,
para que me dibujes dos cielos,
y me digas, sin memoria,
quiénes somos y qué queremos.




MUCHAS GRACIAS A TODOS/AS.