sábado, 17 de mayo de 2008

Torres

Aunque torres más altas han caido
las nuestras
no necesitan caer
porque ya están a ras de suelo.


Para Álvaro Pérez.

Recuerda:
siempre habrá una mano amiga
que te dirá: levántate y anda.