domingo, 29 de junio de 2008

Música y peces

Y qué musicalidad tiene la palabra anhelo:

anhelo, anhelo, anhelo...

Suena de manera parecida a anzuelo.

Pero ahí -tal vez- radique la diferencia:
nunca termina por picar
en el acorde necesario
de la armonía fácil.