domingo, 10 de agosto de 2008

A ran de mar II

A la orilla del mar
le ha crecido un canto nuevo
que se vierte sobre los siglos de siempre
para atar, con la libertad del vuelo,
el recuerdo de un nombre
que se mide por olas.