domingo, 24 de agosto de 2008

Límites propios y ajenos




"La vida como la poesía
es el límite infinito del lenguaje.
Es habitar con el verbo
en la sombra de tu pluma".

***********

"Hacia un horizonte
de menta y sombra,
viaja tu nombre
rodando por el mar del verano".