martes, 1 de enero de 2008

Palabras del revés

"Aquí",
dijo la mañana,

Y me habló de un adverbio
de porte imperativo,
algo inocente

(con la ingenuidad que tienen
los que creen que son obedecidos por
su simple presencia);


algo promiscuo

(fundiéndose con los otros
en el preciso momento que
la perspectiva
da un giro y aleja
y mediatiza los espacios);


sin la marca de un género,
o de un número,

(con la invariabilidad que le otorga
una gramática obsoleta
que no entiende que mi aquí
nunca es el tuyo).