domingo, 5 de octubre de 2008

Bajó a mi patio



para quedarse unas horas

y adornar con su presencia

aquella rama puntiaguda verde

que derramaba aloe-vera.