domingo, 9 de noviembre de 2008

Está lleno el mundo de fronteras

Está lleno el mundo de fronteras,
agoto los signos y me faltan señas:
la geografía del hambre, la del miedo,
la de la injusticia y otras encomiendas
rodeadas de zanjas con dientes de sierra
y banderas estúpidas que ondean enhiestas;
con telas de arpilleras pespuntadas sin hilo,
cogidas por alfileres sin cabeza.

Pasamos de puntillas por el atlas
por el miedo a rozar la diferencia
que arrastra cosidas las mentiras,
como pesadas cadenas
que golpean a los espejos,
desorientados de la realidad.

Se recitan eufemismos
que silencian con la voz
a más de dos tercios del mundo
que le gritan a la lengua
los colores del vacío
en una rima desierta.

Y sigo sumando comas
que añaden las de la pobreza,
las de las náuseas, las de la miseria,
en este noviembre en llamas
de pronombres de cal...

(Fragmento del poemario Gramática M)