lunes, 18 de junio de 2012

Las palabras acostumbradas





Guadalturia ediciones, 2012



Siempre me ha interesado preguntarme por los límites de la palabra. Aventurarme a entender si, como los colores, definen, clasifican o esconden. Preguntarme si yo soy mis palabras, si mis palabras me señalan, si me sitúan en el mundo, si lo nombran; indagar por el mundo que delimita mis palabras y por las palabras que delimitan mi mundo. También por las  otras, las ajenas. Preguntar por la fórmula de esta sintaxis que conforma el esqueleto de mi naturaleza.

Vais a encontrar palabras bisagra, palabras cesta, palabras esencia o palabras tacto. Son palabras para palabras. Cómo, si no, clasificar la palabra hermana, la palabra días o la palabra sed. Me gustaría que este poemario, que este juego de palabras, pudiera ayudar a trazar y a recorrer caminos. Palabras brújula, palabras de Palabra. Aunque reconozco, que también hay poemas de palabras barro y de palabras trampa; palabras cactus y algunas palabras llaga. 

PRE-PRESENTACIÓN DEL POEMARIO HOY DÍA 20,
EN LA CARBONERÍA,
A LAS 21 HORAS.