jueves, 7 de junio de 2012

La mujer gesto

"El pájaro y su sombra son dos pájaros
y una sola existencia dividida".
Gracia Iglesias,
Gritos verticales



Ilustración de Ana Arcas.
Pertenece al libro de poemas Gritos verticales
La mujer gesto se mira en su espejo de espejos. Se sabe pájaro, grito, sed y lágrima. También se sabe río y luz.
A veces, vuela sobre los álamos.
Hoy se sabe azul y ha venido para quedarse. 

Despliega sus sombras. 
Extiende el vuelo.



Trae trinos amarrados al aire.
Trae historias que desbaratan los sonidos.

Nos advierte: Esto es un simulacro.

Ella conoce el cauce de los vientos y los meandros de las estrellas. Sabe de lo inverosímil.
También teje.


La mujer gesto se siente observada mientras observa. Entonces, de sus ojos brontan tormentas de recuerdos. Y las palabras hacen ruidos. 

Las palabras siempre son sabias.
Por eso calla.
Por eso habla.

Luego sonríe y se entrega al azul.


Trinos congelados.
Recuerdos en barro.
Metrallla de violines.
La música de la lengua. 
La lengua de la lluvia.
La lluvia de la vida.

Resurrección. 
Y poesía.

En el salón de actos de
la Casa de la Cultura de Andújar (Jaén)



Maravilloso recital de Gracia Iglesias en Andújar, organizado por Asunción López, responsable de la Biblioteca de la ciudad y coordinado por el Centro Andaluz de las Letras. Lugar para el reencuentro. 

Manuela Gallego, mujer orquídea; Lola Crespo;
Gracia Iglesias, mujer pájaro y Asun López, mujer luz.

Marabunta poética

Gracia Iglesias
El vals de los elefantes.