domingo, 1 de febrero de 2009

Ven al centro de la noche

El verso y la página
fueron poemas.
Tu luz y mi destino
son sucesos evidentes”.
Enrique Villagrasa


Ven al centro de la noche
sin desvíos ni tropiezos.
Acércate al azul del ábside
al límite del altar de los besos,
donde la congoja se reclina
y en el mar de los deseos
se funde diluido el bronce
entre las sílabas que nos pronuncian.