miércoles, 24 de diciembre de 2008

Poesía navideña (o algo parecido)

Todas las caricias
se quedaron entre los meridianos.
Solo estuve una vez en Ecuador
y no llegué a salir del aeropuerto.


Hoy te bebería a sorbos.




¡Salud!