sábado, 27 de septiembre de 2008

Solo eran sensaciones, le dijo

-Sólo son algunas sensaciones. No creo que tengan importancia. Ahora, casi no tengo tiempo para escribir- le dijo.

-Adelante... escucho-.

I

Ese maldito síndrome de Estocolmo
entre los dientes.
Esa debilidad enfermiza, blanquecina,
junto a aquel sarampión de lunares.

******************

II

El asfalto cimentaba caliente
sobre las vértebras impares;
olía a alquitrán
y los semáforos borrachos
contaban los segundos de la noche
de dos en dos.

******************

III

Cualquier día de estos
la luna rompía a llorar
-pensabas-
para susto de las ciudades.

******************

IV

Cupido, a carcajadas con su carjab,
acariciaba el desarraigo de la gaviota
que viajaba a la incertidumbre
de la intuición de un itinerario de papel.

*****************

-Es suficente.- Y le sonrió de oficio.

Diagnóstico:
Falta de memoria semántica para los hechos.
Terapia:
Se desaconseja la analgesia endógena. Pendiente de remisión externa.

*****************
(Ahí la llevas.)