domingo, 6 de abril de 2008

Escribiendo en un día de Junio... (o de abril)

Escribo en un folio apoyado en tu piel
y los trazos nerviosos, desobedientes
a la rectitud, dibujan la parte superior
de las palabras en tus poros,
y la inferior en la hoja blanca.

Tu piel se estremece, pero termina llorando
porque no entiende qué quiero decirle,
ante aquel jeroglífico incompleto.

Entonces, la lengua le pinta una cascada,
las raíces de tres árboles centenarios
y el canto precioso de dos aves extraordinarias.

El folio gime en silencio por el olvido,
y en la soledad de su color amarillea de celos,
alérgico a una savia a la que le falta vida.

Y la escritora, que entiende de pliegos y pliegues
deja a su amante coleccionado ondas sobre su piel
para grabar en su cuaderno los signos de su querencia,
que no son sino su declaración de amor:

"Te escribo
porque me sostienes
y albergas el alma que,
de otra manera,
ya estaría ausente".

Y el folio enamorado deja que la tinta corra
por sus tejidos tiernos, sin poner resistencia alguna.


______________________________________________




GRACIAS A LOS AMIGOS DE BARATILLO JOVEN -NOCHES DEL BARATILLO POR CONTAR CON LA MADEJA EN EL RECITAL DE POESÍA ERÓTICA DEL PARQUE DEL ALAMILLO.




SALUD Y POESÍA.