domingo, 9 de mayo de 2010

Opciones, por M. J. Romero

Opciones

(Para Lola Crespo)





"Un mundo paralelo a mi mundo. Un punto, doble. Bang. Un paralelo se desvía. Hacia dónde. La última alambrada que me pare. Ellos hablan. Y hablan. Cruzan palabras. Ping. Pong. Yo solo soy ese pequeño punto. De ojos cerrados. Nada que ver. Nada. Oscuridad que ilumina. Piedras. Piedra contra él. Y contra él. Arterias de silencio. Venas de agua. Y un pozo. Y un claxon. Aquí dentro. Y ese barniz afuera. El brillo del animal mate. Cuántos filósofos. Metalingüistas. Cartesianos. Alguno me tildará y me dejará exactamente en el punto final. Huyo de ellos, de tanta grandilocuencia. Huyendo. Qué es si no el silencio. Hacia dentro el hueco del dolor. Del paralelo roto. Sin voz. Otra ella hacia fuera. Empujada por la misma alambrada. En paralelo a su voz. Ver cómo van cayendo las letras. Descomponiéndose el color del prisma. Y el mundo en el prisma".


Gracias, alfaro, gracias.

Gracias por tus tiempos, tus paréntesis, tus ventanas, tus párpados.
Gracias por tu mirada... al tiempo, al vértigo, al paraíso, al naufragio.
Gracias por tus colores, sin nombre, acuarelas para el río, voz de tilde y cascada.
Gracias por cada una de tus iniciales, en silencio, resbalando por la tarde.