miércoles, 13 de enero de 2016

Escribiremos sobre el agua

Viniste del lado en el que la paciencia es un reguero de tiempo ajeno a la vida, y es vida. Y vienes a traerme la quietud del agua.
El don del frío creador y su moho verde son la misma cosa.
No hables,
no hables.
No sé si detenerme en tu lengua, limpia de roces y del decir de la lluvia.
Me traes el mensaje de la grandeza de los tiempos, ahora que es imposible creer en misivas; ahora que se ha ido el tacto del terciopelo de los árboles sabios.
Aquí, el rumor vencido, a cámara lenta, repite la armonía de la misma vocal. Escucha al viento repetirse. También lo hace la luna, cuando acude puntual a su puesta de largo para envenenar el luto de las noches.

"Toma mi vista.
Ten su luz.
Sólo así recuperarás el latido".

Ya no necesitas aguantar el aire.
Ten, llévate esta armonía deforme, ponla en el fondo de aquel pensamiento.
Llévatelo hasta donde el verde es origen y no hay duda en tiempos de eclipses.

Nolli me tangere.

Autora desconocida
 
Sólo resucitaremos al amanecer
y escribiremos sobre el agua.