domingo, 21 de marzo de 2010

Pensábamos...

Pensábamos que éramos los únicos
a pesar de saber de Marco Polo,
o tal vez por eso.

Nuestros portulanos
desechaban las costas ajenas
y nuestras cartas de navegación
estaban llenas de lagunas.

El mundo era plano.
El plano era un solo mundo.

Pensábamos que éramos los únicos
a pesar de saber de Marco Polo.
O tal vez por eso.