sábado, 25 de julio de 2009

Disuelto en acuarela

Te construí sin prisas
con el mismo mimo con el que una niña
peina a su muñeca nueva.
Te hice despacio
como el que amasa castillos de arena.
Te alcé frente a mí,
con los andamios de mis colores
hasta que ardiste en llamas,
frente a la costa,
dejándome el mar.
Te reconstruí mil veces,
entre las ascuas
para que fueras
de una vez por todas
recuerdo disuelto en acuarela.




Fotograf.:Recuerdo inacabado